Si la semana pasada eran todo malas noticias, la noticia de estos días es muy esperanzadora.

Vueling, la compañía de bajo coste española, está planteándose coger las rutas internacionales que amenaza dejar Ryanair. El presidente de la Xunta parece que ya se las ha ofrecido al presidente de Vueling, el ex-ministro Josep Piqué.

Recordemos que Ryanair está “vacilando” a las autoridades gallegas amenazando que quiere más dinero (subvenciones) para mantener las rutas internacionales que tiene desde Santiago de Compostela (Londres, Frankfurt y Roma). Lo peor del asunto es que se le invito a una reunión donde se iba a debatir el asunto (Comite de Rutas) y Ryanair no sólo no apareció, sino que mandó un comunicado donde decía que si querían sentarse a hablar los esperaban en Irlanda.

Por tanto, si Vueling retoma esas rutas a unos precios competitivos estamos de enhorabuena, pues quien haya volado con ambas compañías habrá notado la diferencia, incluso las mejores condiciones de las aeronaves y de cosas como reclamaciones y demás.

Por tanto es muy buena noticia si esas rutas se las queda Vueling (no por que sea española, sino que es mejor compañía en todo, eso si, deberá poner unos precios competitivos).