Hemos visitado uno de los lugares con más encanto de Galicia, la Costa de la Muerte. Estuvimos recorriendo la zona , disfrutando de la maravillosa Puesta de Sol en el Faro de Fisterra, tapeando por el puerto y disfrutando de unas playas espectaculares y casi vírgenes.

El único “pero” es que hemos podido encontrar miles, o cientos de miles de galletas de chapapote en la Playa de Rostro (Fisterra). No se a ciencia cierta si son nuevas o son del desastre el Prestige (lo dudo, han pasado muchos años), pero estaban ahí, en la playa. Tenían el tamaño de una galleta o incluso superior,  eran una mezcla de chapapote y arena, que podías romper y enseguida notabas ese fuerte olor a petroleo.

Os dejo unas imágenes tomadas en Domingo 22 de Agosto en Rostro: